La Sexualidad en la Vejez y los Ancianos Gay

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez
Foto: Facebook
banner ad
Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez  Foto: Facebook

Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez
Foto: Facebook

Por: Francisco “Jimagua” Cartagena Méndez/Columnista de TRT—

Nuestros ancianos/as se enamoran y sienten deseos sexuales. La sexualidad ha estado presente a lo largo de la historia del ser humano. Es sabido que somos seres sexuales, sin embargo existen mitos y creencias que se han arraigado en nuestras sociedades. Esto ha creado diversos estigmas sobre al acto sexual y sus protagonistas, ya sean parejas heterosexuales o pertenecientes a la comunidad LGBTT.

La sexualidad en la población mayor de 60 años de edad, es un tema poco discutido e investigado, por lo cual existen prejuicios y mitos de que las personas de la tercera edad no poseen deseo o capacidad sexual. Esto es totalmente erróneo, ya que la sexualidad en la vejez existe y su práctica dependerá de diversos factores y de la capacidad  de cada persona de manera individual. [pullquote]La sexualidad en la población mayor de 60 años de edad, es un tema poco discutido e investigado, por lo cual existen prejuicios y mitos de que las personas de la tercera edad no poseen deseo o capacidad sexual.[/pullquote]

Orihuela, Gómez & Fumero (2009) indican que el cese de la actividad sexual no es un suceso cronológico, sino que depende de  factores como el estado de salud y el grado de incapacidad física y mental y la frecuencia y la calidad de las relaciones sexuales previas. La situación afectiva y calidad de la relación con la pareja y con otras personas y la crisis de salud también son factores determinantes.

Al respecto, explica Pérez (2008) que las personas no pueden ser fragmentadas en determinados períodos de existencia, nacen y llegan al final de sus vidas como seres sexuales. La sexualidad humana es un fenómeno sociocultural que está influido por la calidad de las relaciones interpersonales, el contexto en que nos desenvolvemos y por la integración que hemos hecho de las experiencias vividas.

Por lo tanto, el placer sexual es una experiencia deseable y válida para los adultos mayores porque genera gran bienestar y forma parte de un proceso natural del ser humano. En la tercera edad existe todo tipo de afecto y expresión sexual, a pesar de la creencia de que las personas ancianas no son capaces de disfrutar del sexo.

El discrimen contra ancianos/as gays es otro factor que puede interferir en una sexualidad natural en la tercera edad. Muchos gays de la tercera edad son empujados a la soledad, o separados de sus parejas por motivos de índole legal o por viudez.

Habría que agregar que muchos ancianos gays son empujados de regreso al armario y discriminados por otros gays más jóvenes, por lo cual la sexualidad se torna un poco más conflictiva, debido a dicho discrimen presente en nuestras sociedades.[pullquote] El discrimen contra ancianos/as gays es otro factor que puede interferir en una sexualidad natural en la tercera edad. Muchos gays de la tercera edad son empujados a la soledad, o separados de sus parejas por motivos de índole legal o por viudez.[/pullquote]

Envejecer no debe ser sinónimo de debilidad, discrimen o prejuicios. Nuestros adultos mayores son personas que regularmente han dedicado toda una vida a la fuerza laboral y familiar, por lo que es importante respetarles, hacerles compañía y no discriminarles.

El tema de la sexualidad en el ser humano es complejo y se vuelve un problema cuando no se aborda desde la apertura mental, alejados de prejuicios y teniendo un interés genuino por adquirir los conocimientos necesarios, que nos permitan tener una sexualidad plena, placentera y alejada de vergüenzas.

Las personas mayores, lejos de constituir un colectivo homogéneo en lo que a la sexualidad refieren, siguen siendo seres sexuales, con deseos y necesidades relacionadas con su propia sexualidad, la cual deberían disfrutar sin dificultad alguna. Para comentarios eljimagua@live.com | Twitter: @eljimagua.

*Escritor y activista de derechos humanos de Puerto Rico.

Also From The Web

Be the first to comment on "La Sexualidad en la Vejez y los Ancianos Gay"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*