El Suicidio Se Puede Prevenir: Toma Estas Medidas ¡Actúa Ahora!

Wilfred Labiosa
Photo: Eric Hess
banner ad
Wilfred Labiosa  Photo: Eric Hess

Wilfred Labiosa
Photo: Eric Hess

Por: Wilfred Labiosa*/Columnista de TRT—

¿Cómo debemos enfrentar este problema que se suscita tanto en nuestra sociedad? ¿Cómo podemos prevenir más suicidios en nuestra comunidad? ¿Cómo debemos dialogar al respecto? ¿Por qué suceden tantas muertes por suicidio y no lo sabemos? Tantas preguntas y tan poco tiempo (y espacio) para responderlas. Aquí trato de ofrecerles información que pueden usar para prevenir estas tragedias y lugares a donde buscar ayuda.

En las noticias escuchamos sobre jóvenes, adultos y ancianos que mueren por suicidio. Aunque escuchamos de estas muertes, sólo se reporta un porcentaje bien bajo de ellas. Al una persona morir por chocar su carro en contra de un árbol es anotado como accidente de carro por embriague o porque la carretera estaba obscura. Sin embargo, quizás la gente que conocía a esta persona sabía que estaba deprimido/a y pasando por una situación intensa. ¿Quizás escucharon del borracho/a que se cayó al río y se ahogó? ¡Esta persona se suicidó! Hay muchos casos más donde la persona muere y se reporta de que él/ella murió por otra causa y no por la razón real. Muchas veces la persona no deja una nota. Hay ocasiones en que la persona lo hace tan rápidamente que no piensa en las circunstancias o consecuencias. El dolor es tan grave que es la manera de solucionar el/los problema/s. Hay más hombres que mueren por métodos mas letales que mujeres, pero más mujeres intentan suicidarse y a una más temprana edad que los hombres. Hay más personas ancianas, hombres entre las edades de 15 y 26, personas GLBT y personas envueltas en incidentes de acoso escolar (conocido en inglés como “bullying”) que se suicidan. Por cada muerte por suicidio hay 25 atentos (de acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés, CDC). Esta situación no es una de religión, orientación sexual, género, o de clase social. Esto es un problema de todos/as—de todas las religiones, orientaciones sexuales, géneros y clases sociales—pues personas de cada mención han muerto por suicidio. Pero muchas de éstas se pueden prevenir. ¿Cómo? ¿Cuándo? [pullquote]El suicidio es un problema de nuestras comunidades—de ti y de mí. No es un problema de otros/as. Es un problema del que todos/as podemos ayudar. [/pullquote]

Recuerda que algunos secretos deben ser contados y me refiero a cuando una persona amiga tuya o conocido/a te diga que esta muy deprimido, tiene una baja autoestima, no quiere estar más en este mundo, habla del suicidio, pregunta sobre muertes por suicidio o tiene una ficción al suicidio. Se puede prevenir por que tú puedes hablar con esta persona y ayudarle a comprender la importancia de buscar ayuda y que tú lo/a puedes ayudar. Lo primero es reconocer. Reconocer que lo que tu amigo/a te está diciendo y señalando es importante y puede ser grave. Si ves que tu amigo/a cambia su postura, sus comportamientos, su manera de vivir, y/o te comenta sobre su depresión, ansiedad o impulsos, toma esto como señales de una posible depresión aguda y suicidio. Reconocer que lo que ves en un amigo/a pueden ser las señales de depresión, de autolesión o de suicidio y que es grave, es algo que le puede salvar la vida. No ignores estos síntomas y/o amenazas. Escucha a tu amigo/a. Busca ayuda con él/la.

Lo segundo es cuidar. Dile a tu amigo/a que te importa por lo que le está pasando. Cuida de tu amigo/a haciéndole saber que lo escuchas, que reconoces la situación, que te importa y que te preocupa. Que él/la puede necesitar ayuda y que aunque tú (quizás) no le puedes ayudar en ese ámbito, sabes que debes buscar ayuda con él/la. Y, busca esa ayuda no mañana pero inmediatamente. No dejes a tu amigo/a solo/a ya que es necesario tomar acción y cuidarlo/a.

Lo tercero es tratar y decirle a otros/as sobre lo que le está pasando a tu amigo/a. Cuéntaselo a un adulto (si eres menor de edad) o otra persona que pueda ayudar. Díselo a una persona de confianza, repórtalo a la persona que él/ella quiera, llevando a ese amigo/a suyo/a contigo o si es necesario llama al 911. Si la persona no quiere ayuda y sólo desea dialogar al respecto, es importante que hagas un plan de seguridad; esto significa que con ese amigo/a debes hablar de la próxima vez que se sienta así debe llamarte, o buscar ayuda.

El suicidio es un problema de nuestras comunidades—de ti y de mí. No es un problema de otros/as. Es un problema del que todos/as podemos ayudar. Aprende más al respecto y mira lo que puedes hacer. Si conoces de alguien que está pasando por estos problemas, ayúdalo/a buscar ayuda y no le digas que no tienes tiempo o que son boberías. No le digas lo que le va a pasar y que es un problema situacional—no lo es. Como una persona que conoce de tantos casos y que ha estado ahí, es importante que saques los minutos para ayudar a alguien ya que en unos minutos esa persona quizás no esté ahí y en ves tendrás que sacar tiempo para el velorio.

A ti, que puede que estés pasando por algo como esto te digo: Todos nuestros sentimientos son importantes. No tengas miedo. Si estás deprimido/a, no te culpes a ti mismo/a, siente orgullo de ser quien eres, y no tengas miedo en buscar ayuda. Hay personas que te pueden ayudar (en cualquier idioma). Es necesario de que hables con alguien al respecto ya que algunos secretos se deben de hablar—y este es uno de éstos que debes compartir y hablar con alguien. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Busca a esa persona con la que te sientas cómodo/a y háblale al respecto, pero ¡búscala y habla! Te vas a sentir mejor al compartir tus sentimientos con alguien y no guardarlos dentro de ti.

Todos tenemos resiliencia, que es la capacidad de enfrentar el estrés y las adversidades, pero cada uno tiene niveles diferentes de resiliencia. Es parte esencial de nuestro desarrollo. Nuestra autoestima depende de ésta y es importante poder reducir o quitar el estrés. Concéntrate en tus fortalezas y habilidades y no en lo negativo. Hacer ejercicios, ir a caminar, comer una dieta balanceada, hablar con amistades, jugar, leer, y meditar son partes importantes para hacer un cambio y enfocarse en otra cosa. Cambiar los patrones de compartimientos es bien importante si uno quiere recuperarse de una depresión o ansiedad.

Para recursos visita las páginas del internet o visita a tu clínica de salud más cercana. Si es una emergencia, marca el 911 y recuerda que se puede hablar en español. Pon de tu parte y ¡Entra en Acción! Recuerda RCD – Reconocer, Cuidar y Decir – tu puedes prevenir un suicidio. Para mas información llama al 800-273-8255 o Samaritans 617-247-0220. Toma una prueba en el internet en español o inglés en www.helpyourselfhelpothers.org  (gratis y anónima) y para más información visita, www.suicidepreventionlifeline.org o www.stopasuicide.org.

*Escrito por Wilfred Labiosa, PhDc, trabajador social y activista. Puede opinar al respecto de esta columna por nuestra página de internet o con el columnista por Facebook.