Hay Mucho Que Hacer: Odiar No es el Llamado

banner ad

banner ad

gaymarriageBy: Gricel Martínez Ocasio*/Publicadora—

Aunque seguimos celebrando de las Festividades de Orgullo Gay, (especialmente la de Orgullo Gay de Boston Pride), y eso es muy bueno para el alma, también tenemos que continuar nuestra lucha para obtener más derechos civiles para la comunidad LGBT en todos los ámbitos posibles.

En este momento, el Senado de Nueva York pasó recientemente  la ley que hace al matrimonio Gay legal en ese estado. Con la ayuda de unos Senadores republicanos que votaron a favor de los derechos de las parejas del mismo sexo, Nueva York se convirtió en el sexto estado en el que las parejas gay y lesbianas se pueden casar.

Esto es importante pues nos provee un nuevo estado en el que nuestros matrimonios se reconocen, y otro lugar en el que podemos exigir nuestros derechos como seres humanos que amamos a otra persona y deseamos que nuestro ser amado tenga los derechos que cualquier otra pareja tiene bajo las leyes de estos estados. Es una pena que todavía el matrimonio entre parejas del mismo sexo no sea legal a nivel nacional. Sin embargo, hay que agradecerle al Presidente Obama ya que él ha apoyado y firmado más leyes que ningún otro presidente en la historia de la nación americana. Estas leyes ayudan a las mujeres, a las comunidades menos representadas, a la comunidad LGBT, etc. [pullquote]Odiar, sólo porque alguien es diferente no es justo, no es correcto y es anti-Cristiano. Después de todo, ¿no ha sentido odio de otros porque es Hispano/Afro-Americano/Hindú/etc.? No es lo mismo, dice. Sí, lo es. Odio es odio y tan sólo causa separación y violencia.[/pullquote]

La ayuda que necesitamos ahora es la que nuestra propia comunidad Hispana nos puede ofrecer. Si usted piensa que este periódico o que alguien que pertenece a la comunidad LGBT está equivocado/a pues esta vida no es lo que Dios quiere para los seres humanos, entonces usted necesita aprender a amar al prójimo y a seguir las enseñanzas que Jesucristo enseñó. Nunca hubo una acción negativa o de odio hacia ningún ser humano que Jesucristo tuvo a su alrededor. Si usted tiene dudas, por favor antes de tirar la primera piedra, infórmese sobre esta comunidad. Indague sobre el por qué las personas gay son gay. Piense sobre lo que puede hacer para ayudar y amar al prójimo, no para herirlo o quitarle la vida. Si tiene a un admirador gay, y usted no es gay, sea honesto con la persona y exprésele su sentir. De esa forma, comunicándose, pueden ambos entenderse. Eso es lo que se hace en la comunidad heterosexual. ¿Por qué tiene que ser diferente con las personas gay?

Las personas gay, por ser gay, no están interesadas en cualquier persona del mismo sexo que pasa por su vida. Como todo ser humano tenemos nuestros gustos, y muchas veces esos gustos no le incluyen a usted (sólo por que una persona gay sea chévere con usted). Explico todo esto dado el gran alto número de casos de homicidio que ha habido recientemente en Puerto Rico y otros lugares de Latino América. Cuando leo que alguien le quita la vida a una persona gay  o transgénero simplemente porque esa persona le encontró bien parecido, siento una angustia increíble. No hay razón alguna por la que cualquier persona se excuse y le quite la vida a otra. ¿Es eso lo que Jesucristo hubiese hecho? Si tiene dudas quizás se deba hacer esta simple pregunta: ¿Haría esto Jesucristo? La respuesta siempre va a ser “no”.

Querido lector, si usted es parte de la comunidad LGBT, comparta esta historia con un ser querido. Si usted no es miembro de esta comunidad y siente molestia ante nuestras vidas, por favor infórmese, vaya a una “United Church of Christ” o haga una cita con alguien que le pueda ayudar. Odiar, sólo porque alguien es diferente no es justo, no es correcto y es anti-Cristiano. Después de todo, ¿no ha sentido odio de otros porque es Hispano/Afro-Americano/Hindú/etc.? No es lo mismo, dice. Sí, lo es. Odio es odio y tan sólo causa separación y violencia. Enseñémosle a otros que sí podemos aprender, y que sí podemos entender. Mucho más importante, sí podemos amar al prójimo-el verdadero llamado de todo cristiano.

*Gricel Martínez Ocasio es una periodista y la publicadora del periódico LGBT, The Rainbow Times. Gricel posee una Maestría en Administración de Empresas y un Bachillerato en periodismo. Es una veterana de 20 años del campo de periodismo. Ella vive felizmente casada con su esposa, Nicole Lashomb, en Massachusetts. Puede comunicarse con ella vía email a: [email protected].

Be the first to comment on "Hay Mucho Que Hacer: Odiar No es el Llamado"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.