Pregúntale A Lambda Legal: La policía Es Más Difícil Conmigo

cooley dickinson

Por: Thomas Ude/Abogado de Lambda Legal–

P. Yo nunca he sido detenido, pero a veces se me hace que la policía me pone más atención a mí en comparación con algunos de mis amigos. ¿Me imagino esto?

R. La lucha por los derechos civiles LGBT tiene sus raíces en enfrentamientos en contra del acoso de la policía. En 1969, en los Disturbios de  Stonewall, los clientes de un bar se defendieron en contra de tratamiento injustificado y dirigido específicamente hacia personas LGBT por parte de la policía . Hoy, para muchas poblaciones, las estadísticas continúan mostrando índices desproporcionados de arresto y detención.

La política de “parar y palpar” de la policía de la Ciudad de Nueva York (“stop and frisk” en inglés) ha resultado en el acoso de comunidades vulnerables, inclusive de personas de ingresos bajos, las personas de color, personas LGBT, las personas que viven con VIH, y los inmigrantes. En 2011, por ejemplo, jóvenes afro-americanos y latinos (de edades  14 a 24) componían menos de 5% de la población de la ciudad, pero fueron el blanco de más de 40% de las paradas. Por cierto, el número de detenciones por la policía de jóvenes afro-americanos excedió el número de jóvenes afro-americanos en la población completa de la ciudad.

Los problemas con agencias del orden público también existen al nivel federal. Por ejemplo, el programa del Departamento de Homeland Security, “Comunidades Seguras”– que prioriza supuestamente la deportación de los “ofensores más peligrosos y violentos” que representan una amenaza a la seguridad pública y nacional – de hecho, ha tenido como resultado el arresto y la detención de inmigrantes con  infracciones de tránsito. Según www.immigrationpolicy.org, entre octubre 2008 y septiembre de 2011, en el Condado de Maricopa, Arizona, 60% de las personas deportadas tenían convicciones menores o no eran criminales; en Jefferson Parrish, Luisiana, el 87% tenían convicciones menores. Al nivel nacional, 26% de las personas deportadas a causa de “Comunidades Seguras” no tenían convicciones criminales.

Abusos como estos contribuyen a la desconfianza, la duda y el temor a la policía en nuestras comunidades, y puede prevenir que las personas llamen a la policía cuando sean víctimas de un crimen. Según la Oficina de la Justicia (http://bjs.ojp.usdoj.gov/), del 2006 a 2010, el 20% del crimen contra las personas que viven en áreas urbanas no fue denunciado a la policía, el 33% del crimen violento contra las personas de la tercera edad no fue denunciado, y el 65% de asaltos sexuales no fueron denunciados. Un 76% del crimen que ocurrió en las escuelas no fue denunciado. Estos números preocupan y están aumentando: el porcentaje de crimen violento que no fue denunciado porque la víctima sentía que la policía no podría o no haría nada para ayudar casi se triplicó del 2005 a 2010.

Lambda Legal tiene una historia larga de luchar contra el maltrato de la policía, uniéndose a demandas en  contra de leyes anti-inmigrantes y con una coalición en Nueva York para desafiar la política de “parar y palpar”. Actualmente,  Lambda Legal esta colectando información sobre las experiencias de las personas LGBT y las personas que viven con el VIH, con la policía, la seguridad escolar, los tribunales y el sistema penitenciario a través de una encuesta. Fuesen tus experiencias positivas, negativas o mediocres, los aportes de todos son necesarios para captar la experiencia de nuestras comunidades en toda su dimensión. Completa la encuesta: https://www.surveymonkey.com/s/protegiendo-y-sirviendo-encuesta.
Si piensas que has sido discriminada o has sido la víctima de acoso a causa de tu orientación sexual, identidad de género o estatus de VIH, llama nuestra Línea de Ayuda en 1-866-542-8336, o acude al www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.

Lea este artículo en inglés en: http://tinyurl.com/96awstj.

banner ad