Pregúntale a Lambda Legal: La Reforma Migratoria es un Asunto LGBT

Iván Espinoza-Madrigal
Photo by: Lambda Legal

banner ad

Iván Espinoza-Madrigal  Photo by: Lambda Legal

Iván Espinoza-Madrigal
Photo: Lambda Legal

Por: Iván Espinoza-Madrigal, Abogado/Especial para TRT–

P. ¿Por qué trabajan los grupos LGBT en asuntos de inmigración y qué tiene que ver el reciente debate de la reforma migratoria con los derechos de personas y familias LGBT?

R. Nosotros a menudo escuchamos que nuestro sistema de inmigración está roto. Pero pocas personas comprenden cómo este sistema daña desproporcionadamente a muchas personas LGBT y a personas que viven con el VIH. Ahora que se consideran propuestas para revisar y reparar el sistema de inmigración, se deben incluir una serie de protecciones cruciales que necesitarán las personas de la comunidad LGBT y las personas que están viviendo con el VIH.

Por ejemplo, el fortalecimiento de la unidad familiar ha sido un principio fundamental y bien establecido por la política migratoria. La unidad familiar y las redes de apoyo que éstas generan, contribuyen a una comunidad más estable y una sociedad más saludable. Siendo así, la ley migratoria ha reconocido que al cónyuge extranjero de un ciudadano/a de EEUU debe proveérsele amparo por las leyes de inmigración. Sin tal ayuda, las familias pueden ser separadas despiadadamente. Muchas personas LGBT sufren esta pesadilla ya que a las parejas binacionales del mismo sexo se les niegan estas protecciones.  Una reforma migratoria integral debe promover y proteger la unidad familiar al reconocer los derechos de estas parejas.

También, la reforma migratoria debe ser ilustrada por las experiencias de los inmigrantes especialmente vulnerables. Muchas personas transgénero, personas no apegadas a los estereotipos de género y personas que viven con el VIH huyen a EEUU para escapar de varias formas de persecución. Muchas de estas víctimas dependen del amparo que les ofrecen nuestras leyes migratorias de asilo político.

La reforma migratoria debe crear una vía a la legalización y a la ciudadanía estadounidense. Se aproxima que actualmente hay más de 418,000 inmigrantes indocumentados lésbico, gay, bisexual y transgénero en los EEUU. Sin esta vía, estos inmigrantes LGBT se quedarán atrapados en un “doble clóset”—con miedo de revelar su orientación sexual o identidad de género, y también atemorizados de revelar su estatus migratorio. La amenaza de deportación también trae riesgos de seguridad pública, ya que se ha reconocido que los inmigrantes son más vulnerables a ser víctimas de violencia. Las víctimas indocumentadas de discriminación y de crímenes de odio a menudo se encuentran sin resolución porque son renuentes a buscar justicia por temor de ser arrestados y deportados. Así mismo, los testigos sin documentos también dudan ayudar a las investigaciones y  a resolver crímenes. Este tipo de temor y el ocultar hechos trae consigo un alto número de riegos a la seguridad pública para comunidades enteras.

La amenaza de deportación también crea peligros para la salud pública. Las personas sin documentos a menudo tienen miedo de buscar tratamiento médico en los hospitales. Esto presenta una barrera significativa para contrarrestar la epidemia del VIH ya que el acceso a la prueba de VIH y el tratamiento son pautas importantes en esta lucha. De esta forma, abriendo un vía a la legalización y ciudadanía estadounidense, beneficia a cada norteamericano sin importar la orientación sexual, identidad de género, estatus de inmigración o estatus de VIH.

Si crees que has sido discriminado/a basado en tu orientación sexual, identidad de género o estatus de VIH, por favor llama a nuestra línea de ayuda en 1-866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda/.