La Hipocresía Reinante en Nuestra Comunidad LGBT, ¿Qué Hacer?

Wilfred Labiosa
Photo: Eric Hess
banner ad
Wilfred Labiosa Photo: Eric Hess

Wilfred Labiosa
Photo: Eric Hess

Por: Wilfred Labiosa/Columnista de TRT—

En los pasados meses he sentido hipocresía entre y hacia la comunidad LGBT, en general. La palabra significa la actitud constante o esporádica de fingir creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades o estándares que no se tienen o no se siguen. La persona que es hipócrita finge cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente tiene o experimenta. ¿Le suena como alguien que conoce? ¿Reconocen estas actitudes en alguien? Esta puede ser una persona LGBT o no, puede ser una persona Latina o no. Hay hipócritas en todos los campos y grupos en nuestra sociedad. En la política, en el gobierno, en el campo medico, social, cultural, etcétera.

Como todos saben he escrito de muchos temas en esta columna, en los pasados años, y ahora me toca escribir esta columna con este tema que va a ofender a muchos/as y quizás no lo van apreciar, pero es lo que siento y por aquí vamos. Admito que algunas veces si actúo hipócritamente a personas y lo lamento; algunas veces cuando reconozco que actúo de esta manera, llamo a la persona y le pido disculpas. En ocasiones, todos los seres humanos actuamos de una manera hipócrita y no debería de ser así. Lo lamento.

La hipocresía aparece en diferentes niveles, tal como el racismo, el clasismo, etcétera. Hay hipócritas que te lo dicen al reconocer que lo son. ¿Conocen a algunos/as? Estos/as personas por lo menos te lo dicen y lo reconocen; tratan de cambiar, pero algunas veces está en su personalidad.

Hay otros/as que no lo dicen ni lo reconocen, lo hacen sin saber (algunas veces) y otras ocasiones lo hacen sabiendo que van a herir a alguien de la manera que lo/a tratan. Esta es su personalidad todo el tiempo. Hay muchas personas que son así por ahí, que hacen negocios, planifican actividades LGBT y son hipócritas, son necios/as. ¿Reconocen a alguien así? Cuando planificaba actividades LGBT para nuestra comunidad LGBT vi a muchos/as hipócritas como estos/as. Tienen dos caras; frente a algunos/as te apoyan y cuando no están frente a uno/a,  ni reconocen tu nombre ni trabajo. También hay algunos/as que firman contratos y planifican actividades supuestamente inclusivas para todos/as en nuestra comunidad y a la hora de la verdad no hacen nada por la comunidad y hacen estas actividades para su beneficio financiero y para aparentar algo que no lo son—de estos hay muchos/as en los/as que planifican actividades de Orgullo LGBT (en todos los espacios y lados del mundo LGBT).

Perdonen que escriba esta columna pero la copa se desbordó al escuchar de ciertas personas que estaban celebrando la tal “muerte” de nuestra colega y defensora de los derechos en Cuba, Mariela Castro Espín. El mes pasado, a través de las redes sociales, se publicó que ella estaba en unos de los aviones que se estrelló y donde fallecieron muchísimos/as (mi pésame a todos sus familiares). Esto no es sólo hipocresía de muchos/as, pero también crearon trauma entre los/as líderes LGBT mundiales. ¡Esto no tiene perdón! Al igual que no tiene perdón la hipocresía de muchos/as que planifican actividades de Orgullo para apropiarse de dinero, de cosas materiales, y demás—a cuesta de nuestra comunidad LGBT y sólo al beneficio de algunos/as.  Cuando es la hora de la verdad no están ahí por nadie excepto por ellos mismos. Con esta hipocresía también esta el lema, que cuentas claras conservan amistades. Esta falsedad, fingir, y mentiras son partes de la hipocresía y deben cesar. En la política creo que siempre lo va a haber y aunque no sean hipócritas las noticias dicen algo diferente de estos/as políticos/as en sus medios.

Lamentablemente como mencioné anteriormente hay muchos hipócritas a nuestro alrededor. ¿Cómo puede reconocer esta persona antes del daño? ¿Cómo podemos reconocer esto al conocer a una persona o a un voluntario/a? Creo que sería bien difícil de reconocer a plena vista. Sólo con experiencia y el tiempo podemos reconocer la realidad de esa persona.

Leí en las redes sociales de la frustración que muchos reciben al planificar actividades para la comunidad Latina, LGBT y/o Latina LGBT. Los/as escucho y los/as aplaudo en todo su trabajo. Es bien frustrante—después de planificar más de 15 años de actividades en Boston para la comunidad Latina y LGBT me retiré ya hace un tiempo. Sólo observo y trato de ayudar a mis colegas que con tanto sudor hacen y planifican estas actividades. ¡Manuel estoy contigo—no te rindas! ¡Graysen estoy contigo! ¡Ada, Jimagua, PJ, Ivonne, y Cecilia, aplaudo sus incitativas y trabajo en Puerto Rico—estoy con ustedes! Gracias por hacer lo que hacen y a los que no conozco (todavía) les doy las gracias por lo que hacen para la comunidad LGBT y Latina y sigan en la lucha. Van a confrontarse con muchísimos hipócritas pero no dejen de hacer lo que hacen ya que muchos/as otros/as se benefician de su trabajo. Van a haber frustraciones pero eso es de esperarse. Orlando, Cristian y yo hicimos mucho y nos frustramos tanto con los hipócritas que existen pero lo hicimos con amor y por mucho tiempo. Denle la espalda a la hipocresía que existe en nuestra comunidad Latina, LGBT y Latina LGBT—¡sigan pa’ lante y sigan en la lucha! ¡Hay demasiado por hacer … en solidaridad!

*Escrito por Wilfred Labiosa, activista y trabajados social. Se pueden conectar con el a través de Facebook o por este periódico. Editado por Graysen M. Ocasio.